Los 7 errores más frecuentes en la creación de contenido

A diario queda demostrado que para lograr una buena recordación de marca es muy importante el contenido, y por eso grandes compañías están generando material de alta calidad. Para lograr el éxito en publicaciones, desde redes, blogs hasta newsletters, hay que evitar acciones que debiliten su eficacia.

Los-7-errores-mas-comunes-en-la-creacion-de-contenido-para-empresas2

¿Cuáles son los errores más comunes de las empresas -cualquiera sea su tamaño- y emprendedores a la hora de trabajar con contenido?

1 – No calendarizar

En este punto me refiero a no tener una estructura formal de organización, algo fundamental no sólo por el hecho de agendar o recordar cuándo se debe publicar un blog, un posteo en redes o enviar un newsletter, sino principalmente porque es bueno generar y mantener un hábito, tanto para los responsables de las publicaciones como para los lectores/seguidores. De este modo, aquellos a quienes les hablamos sabrán que todos los martes encontrarán una actualización de tips o cualquier contenido específico que estén buscando y sigan. Un buen ejemplo de esto es el de la astróloga y coach Mia Astral, quien  publica el horóscopo de cada signo todos los lunes a la noche, por lo que sus seguidores saben a qué hora encontrarlo e, incluso, si por algún motivo no está disponible en ese momento se lo reclaman en las diferentes redes sociales. Por otro lado, al no calendarizar, es más probable que nos olvidemos, pateemos el compromiso o simplemente nos sentemos a escribir o a postear cuando tengamos un rato libre, sin planificación, sin continuidad; en definitiva, sin estrategia.

2 – Crear contenido con poca frecuencia

Sin dudas este punto es uno de los más comunes y repetidos. Está demostrado que si se comparte material de manera esporádica, una vez al mes o cada dos meses, es en vano. De nada sirve. La presencia constante -sin exagerar, ni para un lado ni para el otro- es necesaria para crear un vínculo con los clientes y potenciales clientes, generar posicionamiento, recordación de marca y captar la atención del otro.

Los-7-errores-mas-comunes-en-la-creacion-de-contenido-para-empresas1

3-  Brindar información poco interesante o irrelevante para tu publico

En la jerga, le decimos “sin gancho”; es decir que no genera expectativa o que no es funcional. En pocas palabras, que no atrae a quienes querés atraer. Es frecuente encontrar artículos de opinión sin que estos sumen datos útiles para los lectores que están buscando el servicio o producto que ofrecés. Es válido compartir tu punto de vista, pero si lo único que vas a hacer es eso, no tendrá sentido en lo más mínimo. Otro error es utilizar el blog o las redes para hablar sólo de uno, del servicio/producto que ofrecemos, de la empresa que construimos o de lo geniales que somos. Y, una vez más, no está mal hacerlo y, por supuesto, es necesario, pero mucho más importante es que tus clientes y potenciales clientes se sientan atraídos para volver una y mil veces, ¡y elegirte! Y la manera de lograrlo es no vendiéndoles nada de manera explícita y directa, sino ofreciéndoles algo que ellos puedan necesitar como un consejo, una guía, un tutorial, herramientas o desasnarlos sobre algunos temas en los que sos experto y que, por supuesto, están relacionados con tu rubro. Muchas veces la cercanía con nuestro proyecto no nos deja ver más allá o abstraernos para sacar los mejores beneficios, por eso dejar en manos de profesionales la creación y planificación de contenido propio y original te ayudará a lograr mejores resultados.

4- Olvidarse de las imágenes

Hoy la comunicación es más visual que escrita. Por lo tanto, seleccionar imágenes acordes a lo que queremos decir, tanto para que hablen por nosotros como para que acompañen un texto, es un paso que nadie debería obviar. Los usuarios reaccionan mejor cuando la información es acompañada con fotos, ilustraciones o videos alusivos. Si vendés productos, no dudes en ofrecer imágenes de calidad que dejen ver sus características, utilidades y más.  

Los-7-errores-mas-comunes-en-la-creacion-de-contenido-para-empresas

5 – No dar difusión a tu información

Lamento si decepciono a alguien, pero si pensás que sólo por estar online te van a encontrar entre los miles de millones que también quieren ser encontrados, estás ante un gran error. Para que tu contenido, información y acción se viralicen y lleguen a más medios, siempre es recomendable realizar acciones proactivas: prensa, posteo en redes, envío de newsletter y más. Opciones hay muchas, pero la única por la cual no podés optar es conformarte con sólo subir el contenido a Facebook y/o Instagram. Expertos en comunicación pueden asesorarte sobre las diferentes maneras que existen para tu proyecto.

6 – No responder comentarios

Pará un minuto y preguntate: ¿alguna vez hiciste una consulta o enviaste una duda por mail o en redes y no te respondieron? ¿Eso te generó una sensación de malestar? Si la respuesta es sí, lo mismo les pasa a tus clientes o potenciales y/o seguidores. Para generar el engagement tan anhelado, tenés que responder o dar acuse de recibo casi de manera obligada. Haceles saber que vos también los estás leyendo.

7 – No coordinar todas las acciones de comunicación o comerciales

Encarar un proyecto de contenido sin tener en cuenta hitos de la empresa como lanzamientos, cambios de imagen o novedades, no tiene sentido. La planificación debe ser coherente y debe ir toda para un mismo lado, ¡siempre! Contar con un plan de comunicación te ayudará a establecer objetivos.

*Por Verónica Salatino, directora de Makana Comunicación Estratégica

También puede interesarte leer: