7 maneras en las que una agencia de comunicación puede ayudar a tu startup

El universo emprendedor en todos sus rubros está tan lleno de satisfacciones como de escollos. Y uno de ellos suele ser la imposibilidad de abarcar todas las áreas que el negocio requiere para que finalmente despegue y, por qué no, se convierta en el próximo unicornio del que hablará el país y el mundo. Claro que para que esto suceda, se tienen que dar un sinfín de factores que no siempre se dan, por lo que muchos quedan en el camino.

7 maneras en las que una agencia de comunicación puede ayudar a tu startup

Según diferentes estadísticas, el porcentaje de quienes no llegan al año de vida supera al 80% y entre el variado menú de motivos por los cuales esto sucede, uno de los factores comunes es el laberinto en el que muchas veces se encuentran los emprendedores que, en ocasiones, se convierte para ellos en un callejón sin salida. Es que, una de las características de las startups de los últimos tiempos, además de su esencia digital, es su mínima estructura, un equipo chico (cuando no es directamente nulo y se reduce exclusivamente a los mismos emprendedores) y cero resto financiero para invertir. Por lo tanto, muchos se lanzan a la aventura de convertirse en “todólogos”. Son los CEO, CIO, directores de marketing, técnicos, asistentes, telefonistas, contadores y más. Todo lo hacen, todo lo abarcan. Pero, como asegura el refrán, “el que mucho abarca, poco aprieta” y si bien es cierto que, sobre todo cuando recién se inicia, algunas tareas no pueden ser tercerizadas, también es verdad que hay algunas que son claves para hacer crecer el negocio y es necesario arriesgar un poco más para ganar.

 

Basta con leer las páginas especializadas en emprendedurismo para encontrar siempre, sin excepción, a la falta de inversión en marketing y comunicación como una de las causas que llevan a toda startup al fracaso. Y no sólo por la necesidad de visibilidad que todo nuevo producto o servicio requiere sino también por otras aristas que un buen plan de comunicación, llevado a cabo por profesionales, puede ayudar en el carreteo hacia el despegue y el ansiado crecimiento. Acá te contamos 7 maneras en las que una agencia de comunicación puede ayudarte con tu startup.

7 maneras en las que una agencia de comunicación puede ayudar a tu startup

Posicionamiento en medios online y offline

Hacer una campaña de prensa en medios tradicionales (periódicos, revistas, portales, radio, televisión e, incluso, blogs) es una excelente manera de darse a conocer de forma masiva así como en diferentes nichos, comenzar a contarle al mundo aquello que uno hace, cómo lo hace y cuál es su diferencial y, por supuesto, es una excelente oportunidad para llegar a los ojos y oídos de posibles clientes, usuarios e inversores. Si querés saber más sobre cómo puede ayudarte la prensa, te recomendamos esta nota.

Influencers y líderes de opinión

Existen al menos dos mitos alrededor de esto. El primero es que basta con hacer un canje para que algún influenciador nombre un producto. El segundo, que si la última estrella de las redes sociales postea una foto usando una calza en especial, todos correrán a comprarla y rápidamente el negocio crecerá. Ni muy muy ni tan tan, dice el saber popular. Y aquí aplica. Como ya dijimos, los recursos de quienes recién empiezan suelen ser muy acotados, por lo que invertirlos en algo que tal vez no funcionará puede ser el inicio del fin. Antes de lanzarse a los brazos de un influencer, es aconsejable evaluar algunas variables, entre las que se encuentran el perfil del líder de opinión en cuestión, sus seguidores reales, el target al que apunta el producto o servicio a difundir, el objetivo deseado y, por supuesto, el dinero disponible para una campaña de este tipo. Además, cuando los fondos son escasos, para inclinar la balanza hacia un lado u otro es recomendable comparar entre el posible retorno y tipo de posicionamiento que puede generar una acción con influencers y el que puede surgir de otro tipo de acciones.  

Co-branding

Según el producto o servicio a ofrecer, esta puede ser una alternativa muy beneficiosa, que no todos los emprendedores tienen en cuenta. Se trata de una acción de marketing por la cual dos marcas se unen y/o colaboran mutuamente, generando un win-win. A veces, esto se da en una unión para crear un nuevo producto con el sello de ambas, que permite expandir mercados, generar mayor conocimiento o reposicionar a alguna de las firmas, entre otras ventajas. En otras ocasiones, puede ser simplemente una colaboración ocasional, de edición limitada; y en otras, puede tomar un camino más cercano a la promoción o auspicio. Las posibilidades son varias y no están reservadas únicamente a la grandes compañías. De hecho, son infinitas las maneras en las que pequeños emprendimientos pueden potenciarse mutuamente. Y para eso, la asesoría y gestión de una agencia de comunicación puede marcar la diferencia.

7 maneras en las que una agencia de comunicación puede ayudar a tu startup

Blog

Contar con un espacio propio para generar contenido original y único es, en muchos casos, muy recomendable, ya sea en formato blog, e-magazine o plataforma. Por un lado, ayuda al posicionamiento orgánico del sitio, pero además permite generar empatía con los potenciales clientes o usuarios, algo que a corto o largo plazo siempre trae retornos. El mejor ejemplo de esto es el de las grandes marcas de belleza que desde hace algunos años se volcaron, una a una, a crear plataformas de contenidos destinados a la mujer, donde les ofrecen tips de belleza, de moda y de salud. De este modo, logran el ansiado engagement; también hablan -cada tanto y en espacios especialmente reservados para eso- de sus productos y las bondades de los mismos; y amplían el público al que llegan, lo fidelizan y se aseguran la mejor difusión. Otro ejemplo es el que ofrece CompreSeguros.com, cuyo blog abarca un universo mucho más amplio que el de los seguros únicamente, pero con temas de interés para sus potenciales clientes. Por otro lado, este material se convierte en una perla para los medios, que siempre están ávidos de nuevas ideas, notas y contenidos, convirtiéndose así en fuentes periodísticas y logrando repercusión también en la prensa.

Casos de éxito

La redacción de este tipo de piezas es clave para generar nuevos clientes. Por eso, dejarla en manos de amateurs para evitar invertir dinero en la escritura del caso de éxito puede ser uno de los peores errores. No se trata sólo de saber escribir sin errores de ortografía o puntuación, sino de lograr asertividad, transmitir las ideas de manera concisa y clara, jerarquizar correctamente la información y organizarla de modo tal que resulte convincente y agradable a la lectura. Un profesional de la comunicación puede resolver esto en poco tiempo y sin mayores inconvenientes, realizando antes el trabajo de indagación necesario, tal como si se tratara de una nota periodística.

Comunicación Institucional

Desde folletos hasta la página web, todo aquello que cuente qué hace y cómo lo hace la empresa, habla de uno. Muchas veces, navegando por diferentes páginas nos encontramos con redacciones indescifrables, poca claridad, o errores que generan mala imagen. Como asegura el dicho, en negocios no sólo hay que ser sino también hay que parecer, y eso es indispensable contar una imagen impoluta. Por lo tanto, además de seguir los lineamientos de los especialistas en marketing digital para que el posicionamiento SEO del sitio sea óptimo, es necesario prestarle la atención adecuada al resto de los componentes que serán la primera impresión de los potenciales clientes o usuarios. Lo mismo sucede con otros elementos relacionados con la comunicación institucional como boletines o newsletters.

Redes sociales

Son las preferidas de muchos y, bien usadas, pueden ser muy beneficiosas. Sin embargo, para eso es necesario saber qué red es más adecuada para cada caso y qué tipo de contenido es el indicado, así como la frecuencia acertada de posteos. No basta sólo con estar online sino que hay que ofrecerle a aquellos que deseamos atraer eso que, justamente, les resulta atractivo. Y para todo esto, además de profesionalismo y conocimiento hace falta tener tiempo, algo que no siempre les sobra a quienes están poniendo todos sus esfuerzos en hacer crecer su startup.

*Por Verónica Salatino, directora de Makana Comunicación Estratégica.

También puede interesarte leer: